FANDOM


Las Death Notes que originalmente pertenecen a los Dioses de la Muerte, tienen un compendio de reglas que sirven de guía para usarlas de forma correcta.

Ryuk escribió en inglés cinco de estas reglas en su segunda Death Note antes de dejarla caer al mundo humano, dado a que es el lenguaje más común entre los humanos, todo esto con el objetivo de que aquella persona que la encontrara supiese las reglas básicas de cómo usarla.

Generalidades

Todas las libretas, ya sea que se encuentren en el Mundo Shinigami o en el de los Humanos, poseen exactamente las mismas reglas válidas, esto no impide que puedan agregarse otras reglas, pero estas carecerían de importancia ya que no serían oficiales.

Reglas de la Death Note

1• Los nombres de las personas que estén escritos en esta libreta, morirán.

2• Esta libreta no funcionará a menos que el escritor tenga el rostro de la persona en su mente mientras escribir el nombre. Por lo tanto, personas que comparten el mismo nombre no se verán afectadas.

3• Si la causa de la muerte es escrita dentro de los 40 segundos siguientes al nombre de la persona, así sucederá.

4• Si la causa de muerte no es especificada, la persona simplemente morirá de un ataque al corazón.

5• Tras escribir la causa de la muerte, los detalles de la muerte deberán ser escritos en los siguientes 6 minutos y 40 segundos.

6• Esta libreta pasará a ser propiedad del mundo humano una vez toque el suelo del mismo.

7• El propietario de la libreta podrá ver y escuchar al Shinigami que era su propietario original.

8• El humano que utilice la libreta no podrá ir al Cielo ni al Infierno.

9• Si el intervalo de 40 segundos tras especificar la causa de la muerte, como ataque al corazón se escribe la hora de la muerte, se puede manipular la misma, que podrá tener efecto incluso antes de transcurridos 40 segundos desde el momento de escribir el nombre.

10• Cualquier humano que toque la Death Note, aunque no sea su propietario, podrá ver y escuchar al Shinigami que era su propietario original.

11• El propietario de la Death Note será poseído por el Shinigami propietario original, hasta que muera.

12• En condiciones normales, un Shinigami se mostrará ante la persona que utilice la libreta dentro del plazo de 39 días tras el primer uso.

13• El Shinigami propietario original de la Death Note no podrá hacer, en principio, nada que pueda provocar o impedir las muertes provocadas por la libreta.

14• El Shinigami tiene la obligación de decir todas las instrucciones de uso de la libreta o de especificar las normas que se aplican al humano que la usa.

15• Un Shinigami puede prolongar su esperanza de vida escribiendo nombres de humanos en la Death Note, pero un humano no.

16• Una persona puede reducir su esperanza de vida mediante la libreta.

17• El humano que ostente la propiedad de la Death Note puede obtener los ojos de Shinigami a cambio de la mitad de su esperanza de vida restante. Con ellos, podrá ver el nombre y la esperanza de vida de cualquier persona nada más al ver su rostro.

18• Un Shinigami no puede morir por mucho que se le dispare en la cabeza con una pistola o se le atraviese el corazón con un puñal. Sin embargo, existen maneras de matarlos que los propios Shinigami desconocen.

19• Las condiciones especificadas para la muerte no serán cumplidas si no entran en el ámbito de lo físicamente posible para la persona o que estén dentro de los actos esperados y razonables que pueda hacer.

20• Los Shinigami desconocen el ámbito y los detalles de lo que es posible especificar como condiciones de la muerte, por lo que uno debe sopesarlo y averiguarlo individualmente.

21• Una página arrancada de la Death Note o incluso un fragmento, mantiene todas la particularidades de la libreta.

22• Cualquier instrumento de escritura, mientras se aplique directamente sobre la libreta y produzca signos legibles, es válido. Sirven también cosméticos y sangre.

23• Hay muchos aspectos acerca de la Death Note que incluso sus antiguos propietarios, los Shinigami, desconocen.

24• La libreta surte efecto incluso aunque se detalle previamente la causa y/o circunstancias de la muerte y luego, ante dicho texto, se escriba e nombre de la víctima. El límite de tiempo efectivo para ello es de 19 días en la nomenclatura del mundo humano.

25• Incluso alguien que no posea una Death Note, si escribe en sus páginas el nombre de una persona cuyo nombre y rostro verdaderos conozca, logrará el mismo efecto que si lo estuviera utilizando el poseedor.

26• La Death Note no surtirá efecto sobre ninguna persona que haya vivido menos de 780 días (aproximadamente 2 años, 1 mes y 20 días).

27• La Death Note dejará de tener efecto sobre una persona si, evocando su rostro se escribe mal su nombre cuatro veces.

28• “Suicidio” es una causa de muerte posible, puesto que se considera que prácticamente todos los humanos tienen la capacidad de quitarse la vida y, por lo tanto, no entra dentro de lo “imposible”.

29• Sea por suicidio o por accidente, no es posible involucrar y matar directamente a más personas aparte de aquella cuyo nombre se a especificado en la libreta. En caso contrario, la persona indicada morirá de un ataque al corazón de manera que no provoque la muerte de terceros.

30• Incuso tras especificar en la Death Note el nombre, la hora de la muerte y las circunstancias de la misma, es posible cambiar todas las veces que se desee la hora y las circunstancias en el intervalo de 6 minutos y 40 segundos desde que se escribió. Sin embargo, aunque sea dentro de esos 6 minutos y 40 segundos, solo es posible hacer cambios antes de la muerte de la víctima.

31• Cuando se desee cambiar algo durante los 6 minutos y 40 segundos tras escribir algo por primera vez, primero se debe tachar con dos líneas rectas las letras que se desee corregir.

32• Aunque, como se indica en las entradas anteriores, sea posible cambiar la hora y las circunstancias de la muerte, no es posible, bajo ningún concepto, impedir la muerte de la persona cuyo nombre haya sido escrito en el cuaderno.

33• Si la Death Note es extraviada o robada, su propietario perderá sus derechos sobre ella si no la recupera en un plazo de 490 días.

34• Si alguien que ha realizado el trato de los ojos de Shinigami pierde la propiedad de la libreta, perderá también la memoria acerca de la misma y también el poder de los ojos. En ese punto el lapso de vida que había sido reducido a la mitad no volverá a su condición original.

35• Es posible prestar la Death Note a otra persona y mantener los derechos de posesión. También se puede volver a prestar.

36• La persona que haya tomado prestado la Death Note no tendrá al Shinigami a su alrededor. El Shinigami siempre permanecerá al lado del propietario. Por ultimo, la persona que tenga la libreta en préstamo no podrá sellar el trato de los ojos de Shinigami.

37• Cuando el propietario de la Death Note muera mientras tiene la libreta prestado a otra persona, sus derechos de propiedad pasarán a manos del individuo que lo esté tocando en esos momentos.

38• Si la Death Note es robada y el ladrón mata al propietario, los derechos de propiedad pasarán automáticamente al ladrón.

39• En el caso de que el mismo nombre se escriba en dos o más Death Notes, se dará prioridad a la libreta en el que primero se haya especificado. Sin tener en cuenta las fechas y horas indicadas.

40• Si el escrito del mismo nombre en más de dos Death Notes es completado dentro de una diferencia de 0.06 segundos, es considerado como simultáneo; la Death Note no surtirá efecto y el individuo escrito no morirá.

41• Cada Shinigami debe poseer al menos una Death Note. Esta libreta no puede ser prestada a un humano ni tampoco un ser humano puede escribir en ella.

42• Los Shinigami pueden intercambiarse sus Death Notes y escribir en ellas si problema alguno.

43• Un Shinigami morirá si se encapricha de un humano en particular y, para prolongar su lapso de vida previsto, utiliza la Death Note para matar a otro humano.

44• El Shinigami fallecido se desintegrará, pero la Death Note permanecerá. En circunstancias normales, la libreta pasará a pertenecer al primer Shinigami que la toque, pero el sentido común dicta que lo más apropiado es devolverlo al gran rey de los Shinigami.

45• Aunque dos o más humanos posean Death Notes en el mundo humano, no podrán reconocer la figura o la voz de sus Shinigami mutuos a menos que uno toquen la libreta del otro y viceversa.

46• Un humano con los ojos de Shinigami puede averiguar el nombre y el lapso de vida restante de una persona con solo ver su rostro. Así, como al poseer la Death Note pasa de ser una presa para convertirse en cazador, basta con que pueda saber el lapso de vida restante de las personas que puede matar. Por ser innecesario, no le es posible ver el lapso de vida restante de cualquier otro poseedor de una libreta, incluyendose a sí mismo.

47• Un Shinigami no puede revelar a un humano el nombre o el lapso de vida de ninguna persona. Se trata de una consideración para evitar que se declare el caos en el mundo humano.

48• El prerrequisito para que una Death Note sea utilizada en el mundo humano es que, un Shinigami vivo tenga la voluntad de que un humano la use en el mismo.

49• Es difícil pensar que un Shinigami que posee a un humano pueda morir, pero en caso de que lo hiciera, ello no afectaría a los poderes de la Death Note que el Shinigami trajo al mundo humano.

50• Para visualizar el nombre y el lapso de vida restante de una persona con los ojos de Shinigami, es necesario ver más de la mitad de la misma persona, verticalmente hablando. Horizontalmente, es necesario ver como mínimo desde la parte superior de la cabeza hasta los ojos, porque solamente desde los ojos hacia abajo no será posible ver estos datos. Por otro lado, si se divisa el rostro entero, aunque algunas partes del mismo (como los ojos, la nariz o la boca) queden ocultas, se podrá ver el nombre y la esperanza de vida restante. La única manera de conocer qué porcentaje de la cara tiene que quedar al descubierto para ver estos datos es probándolo.

51• Siempre que se cumplan las condiciones antes especificadas será posible visualizar los nombres y lapsos de vida restantes de las personas a través de fotos o imágenes de video, por muy antiguas que sean. Por otra parte, no es posible ver estos datos mediante dibujos, por muy realistas que sean.

52• Aquellos que obtengan los ojos de Shinigami obtendrán también una visión normal de 3,6 en términos del mundo humano, tuvieran la que tuvieran originalmente. N DEL T: En términos Japoneses, una visión de 1,0 se considera normal. Cuando uno tiene miopía o demás problemas oculares, se considera que tiene una visión de menos de 1,0 (0’9 indicaría miopía leve y 0’5 miopía bastante grave, por ejemplo). Una visión de más de 1,0 se considera muy buena, por lo que 3,6 equivaldría a una agudeza visual incluso superior a la de un águila.

53• El humano que pierda el derecho de posesión de la Death Note, perderá también toda memoria acerca de que lo usó. Sin embargo, no perderá todos los recuerdos desde el día que cayó en sus manos hasta el día que lo perdió, sino que permanecerá todo lo que no tenga que ver con su antigua posesión de la libreta.

54• Si un humano que mantenga derecho de posesión sobre más de dos Death Notes pierde la posesión de una de ellas, dejará de ser capaz de reconocer la figura y la voz del Shinigami que lo posee. El Shinigami se apartará de él, pero mientras el humano en cuestión siga poseyendo al menos una libreta, sus recuerdos acerca de todos los que posee o poseyó permanecerán intactos.

55• Un Shinigami no puede permanecer en el mundo humano sin una razón concreta. Estas son las condiciones bajo las que podría hacerlo:

I. Cuando su propia libreta pase a manos de un humano.

II. En condiciones normales, se debería decidir desde el mundo de los Shinigami a qué humano pasar la Death Note, pero mientras no se supere el plazo de 82 horas, esta decisión puede tomarse desde el mismo Mundo Humano.

III. También un Shinigami puede permanecer en el mundo humano durante un máximo de 82 horas mientras posee a un hombre, con intención de observarle detenidamente para cumplir el fin último de matarlo.

56• En el caso de que un Shinigami ceda directamente la Death Note a un humano, no podrá hacerlo a un sujeto menor de seis años de edad en la nomenclatura del mundo humano.

57• Una Death Note no puede pasar a manos de un individuo menor de seis años, pero una vez en el mundo humano, el efecto de la misma será exactamente igual contra el individuo que se use, independientemente de su edad.

58• Si se escribe únicamente “muerte por accidente”, sin especificar las circunstancias, tras 6 minutos y 40 segundos de escribirlo el sujeto sufrirá un accidente no forzado en el menor intervalo de tiempo posible y morirá.

59• En el caso de especificar las circunstancias de una muerte por accidente, y aun que en el momento indicado muriese únicamente el sujeto cuyo nombre se ha escrito en el cuaderno, si el suceso es susceptible de influir considerablemente en el mundo humano y, posteriormente, de provocar otras víctimas, se considerara como que “implica a otros humanos”. En ese caso, el sujeto morirá por un paro cardíaco.

60• Cuando se especifica en la libreta “muerte por enfermedad” y se determina una enfermedad y una hora de la muerte concreta, si no se concreta un lapso de tiempo suficiente y necesario para que la enfermedad evolucione hasta resultar letal, el sujeto fallecerá de un paro cardíaco a los 6 minutos y 40 segundos de escribir su nombre.

61• Cuando se especifica “muerte por enfermedad” sin determinar una dolencia concreta pero si una fecha y hora de la muerte, el sujeto morirá en ese momento especificado, aquejado de una enfermedad plausible. No obstante, el tiempo en el que la Death Note puede controlar y provocar la muerte de una persona queda limitado a 23 días en la nomenclatura del mundo humano. Esta norma es llamada "la norma de los 23 días" (23 days rule).

62• En caso de “muerte por enfermedad”, si se escribe el nombre de la enfermedad pero no la fecha y hora de la muerte, si se diese el caso que la enfermedad tarde más de 24 horas en seguir su curso y matar a la víctima, no se aplicara la norma de los 23 días y el sujeto morirá en un momento adecuado, requerido por la enfermedad designada.

63• Incluso en el caso recientemente descrito, existe un límite de tiempo de 6 minutos y 40 segundos para rectificar la causa de la muerte y sus circunstancias, pero no es posible cambiar la fecha y hora de la muerte, por muy alejada del tiempo que esta esté.

64• No se puede matar a ningún humano mayor de 124 años (en la nomenclatura del mundo humano) con la Death Note.

65• No se puede matar a ningún humano al que le queden menos de 12 minutos de vida (en la nomenclatura del mundo humano) con la Death Note.

66• El lapso de vida restante se puede observar con los ojos de Shinigami después de haber realizado el trato, es la esperanza de vida que, en principio, tendrá el individuo en el mundo humano si no a tenido relación con alguna Death Note que haya sido arrojado al mismo.

67• El nombre que puede observarse con los ojos de Shinigami es el necesario para asesinar al individuo en cuestión. Aunque el nombre en sí no figure en el libro de familia, se observará el necesario para acabar con la vida de aquella persona.

68• Por muchos nombres que se escriban en la Death Note, sus páginas nunca se acabarán.

69• En el caso de poseer dos o más Death Notes, mientras se tenga en mente el rostro de la misma persona mientras se escribe el nombre en una de ellas, y la causa y las circunstancias de la muerte en otra, la acción tendrá efecto. Del mismo modo también tendrá efecto si en la primera se escribe la causa y las circunstancias de la muerte y, más tarde en la otra, se indica el nombre.

70• Lo mismo es posible en el caso de que dos personas con distintos derechos de posesión colaboren, siempre que uno toque la Death Note del otro y viceversa.

71• Una vez que se pierde la posesión de la Death Note, deja de ser posible ver la figura y escuchar la voz del Shinigami que está asociado a ella. Sin embargo, aquellos que toquen la libreta sin ser los poseedores, podrán, desde ese mismo momento, ver y escuchar al Shinigami.

72• Así, el humano que, aun sin tener derechos de posesión de una libreta, consigue reconocer la figura y la voz de un Shinigami tras tocar la misma, seguirá reconociéndole en el caso de que consiga hacerse con los derechos de posesión y siempre que no las pierda.

73• Un Shinigami que se encuentra en el mundo humano no puede matar a un humano que posea una Death Note.

74• Tampoco un Shinigami que baje expresamente al mundo humano para matar a un poseedor de una Death Note podrá llevar a cabo su objetivo.

75• Solo un shinigami que haya cedido una Death Note en el mundo humano a una persona puede matar al poseedor de una libreta.

76• Alguien cuyo nombre sea escrito cuatro veces erróneamente en la Death Note no morirá, pero si se hace de forma intencional, perecerá el individuo que lo escriba.

77• La regla según la cual no morirá alguien cuyo nombre sea escrito cuatro veces erróneamente en la Death Note no se aplicará en el caso de que los errores de escritura hayan sido deliberados.

78• Existen Shinigami machos y hembras, pero no se les permite ni les es posible tener relaciones sexuales con humanos. Tampoco los Shinigami copulan ente ellos.

79• Si se recupera la posesión de una Death Note, los recuerdos asociados con la libreta resurgirán. En el caso que se aya tenido contacto con otras libretas, también se recuperarán los recuerdos asociados a ellas.

80• Aunque no se consigan derechos de posesión, los recuerdos volverán, pero solo mientras se esté en contacto con la libreta.

81• Una vez perdidos los derechos de posesión de una Death Note, se borrarán todos los recuerdos referentes a la misma. La memoria puede recuperarse obteniendo de nuevo esos derechos o tocándola. El límite, sin embargo, es de seis veces por libreta.

82• Así, si se repite seis veces el ciclo de abandono de la misma libreta y posterior recuperación de la memoria al recuperar su posesión, la próxima vez que se realice, se tendrá que utilizar la libreta sin haber recuperado los recuerdos anteriores.

83• El lapso de vida restante de las personas, dato que puede ver un individuo que haya realizado el trato de los ojos con un Shinigami, representa la esperanza de vida original de esas personas en el mundo humano, independientemente que la Death Note pueda alterarlo después. Si una persona muere debido a una Death Note, su esperanza de vida restante será otorgada al Shinigami.

84• Aunque un humano que haya realizado el trato de los ojos con un Shinigami vea, en una foto u otro medio el rostro de una persona que ya esté muerta, no podrá ver su nombre ni su esperanza de vida restante.

85• Si un Shinigami muere en el mundo humano y una persona recoge la Death Note que deja atrás, esa persona se convertirá en su propietario.

86• Sin embargo, en este caso nadie podrá ver y tocar la Death Note, a excepción de aquellas personas que podían ver la figura y escuchar la voz del Shinigami.

87• Aunque hay muy pocas posibilidades de que ocurra, si un Shinigami recoge la Death Note, se convertirá en su propietario.

88• No tiene ningún sentido eliminar, con goma de borrar o líquido corrector, nombres o letras escritas en la Death Note.

89• Los nombres que se visualizan con los ojos de Shinigami son “los necesarios para matar a esa persona”. Se puede ver el nombre indispensable para acabar con la vida de alguien, aunque no figure ni siquiera en el libro de familia u otros documentos oficiales.

90• El hecho de que exista una Death Note en el mundo humano puede afectar a algunos humanos, o incluso provocar su muerte antes de lo previsto inicialmente, aunque su nombre no sea escrito en las páginas de la misma. Sea cual sea el motivo de la muerte, en estos casos, los ojos de Shinigami captarán la esperanza de vida original y no la reducida.

91• En el caso que una Death Note haya pasado a pertenecer al mundo humano en contra de la voluntad del legítimo propietario, se permite al Shinigami en cuestión permanecer en el mundo humano con el objetivo de recuperarla.

92• En ese caso, si otras libretas existen en el mundo humano, no se debe informar a ningún humano acerca de la ubicación o poseedores de las mismas.

93• En el caso de que un Shinigami pierda la Death Note que le pertenece legítimamente, debido a un engaño por parte de otro Shinigami o cualquier otro motivo, su única opción de recuperarlo pasa por obligar a que ese otro shinigami que posee su libreta se lo devuelva. En el caso de que lo tenga un ser humano y no haya ningún Shinigami poseyéndolo, deberá tocar la libreta para poseer así al humano y poder recuperarlo una vez muera el individuo, recogiendo la libreta antes de que lo toque cualquier otra persona, o bien deberá persuadir al humano para que se la devuelva.

94• Una vez un Shinigami ha visto la cara de un ser humano y ha averiguado su nombre y su esperanza de vida restante, puede localizarlo en cualquier momento desde un agujero del mundo de los Shinigami.

95• Existen leyes promulgadas en el mundo de los Shinigami que afectan a sus habitantes. Quebrantarlas supone ser penalizado dependiendo de la magnitud del crimen. Hay nueve niveles: el especial y del 1 al 8. Una condena en el nivel 3 o superior supone la ejecución del reo tras recibir el castigo correspondiente.

96• Por ejemplo, que un Shinigami mate a un ser humano con cualquier método que no sea la Death Note supone una pena de nivel especial.

97• El hecho de perder los recuerdos acerca de la Death Note por haberla traspasado a otra persona o haberla abandonado, solo afectará a aquél que realmente haya escrito algún nombre en sus paginas y, por lo tanto, haya asesinado a alguien. Aquél que meramente haya poseído la libreta sin escribir ningún nombre no perderá la memoria. Sin embargo, ya no le será posible reconocer la figura y la voz del Shinigami y, si se hubiese realizado el trato, se perderá el poder de los ojos de Shinigami.

98• Un shinigami no morirá por falta de sueño y, en realidad, no tiene necesidad de dormir. El sueño de los Shinigami es claramente distinto al de los humanos y se puede afirmar que es simple pereza. 

99• Los Shinigami que han cedido su libreta a una persona y permanecen en el mundo humano, no deben dejarse dominar por la pereza por la simple razón de que deben estar presentes en el momento final del usuario de la libreta. Sin embargo, no hay ninguna norma que lo exija. 

100• Solo pueden existir seis Deat Notes simultáneamente en el mundo humano. Por supuesto, las libretas que llevan encima los propios Shinigami no cuentan. Así, hasta un máximo de seis Shinigami que hayan cedido su libreta a una persona pueden permanecer en el mundo humano. 

101• Un Shinigami solo puede proporcionar Death Notes hasta un máximo de tres humanos al mismo tiempo. 

102• Aunque el límite de personas al que es posible pasar simultáneamente Death Notes sea tres, si se proporcionan por ejemplo dos libretas a cada uno, es posible que un Shinigami pueda pasar un máximo de seis libretas en el mundo humano. 

103• Así es posible que un solo humano pueda llegar a utilizar las seis Death Notes. 

104• Si hipotéticamente hubiese una séptima Death Note en el mundo humano y lo usara una persona, la libreta no tendría ningún efecto. 

105• En el caso de que haya más de siete libretas en el mundo humano, solo las seis primeras en haber pasado a manos humanas, por orden, tendrán efecto. Solo cobrará efecto la séptima Death Note cuando una de las otras seis pierda sus propiedades al haber sido quemada o destruida, pese a ser propiedad de un Shinigami o se lo lleve un Shinigami a su mundo. 

106• Para que la Death Note tenga efecto, no se debe plasmar un nombre escribiéndolo por partes en más de una página. 

107• Sin embargo, en el anverso y el reverso de una página se consideran como una única página. Por ejemplo, tendrá efecto si se escribe el apellido en el anverso y el nombre en el reverso. 

108• Para que la Death Note tenga efecto, se debe escribir el nombre de una persona en la misma página, pero la causa y las circunstancias de la muerte respecto de ese nombre se pueden plasmar en cualquier otra página, siempre que el que lo escriba tenga en menta el nombre del individuo en cuestión en el momento de escribir esos datos. 

109• En los casos en que se indique primero la causa y las circunstancias de la muerte y más tarde el nombre, todos los nombres que se escriban en el lapso de 40 segundos caerán bajo esas condiciones, a menos que sean imposibles de cumplir. 

110• En el caso que para alguna de las víctimas sea factible la causa de la muerte, pero no las circunstancias, solamente se aplicara la causa de la muerte. En el caso que para alguna de las víctimas no sea factible ni la causa ni las circunstancias de la muerte, la muerte se producirá por un ataque al corazón. 

111• Cuando se escriben varios nombres, basta con escribir una sola causa de la muerte durante un lapso de 40 segundos (en la nomenclatura del mundo humano) desde el momento en que se redacta el primero, para que se aplique a todos los nombres escritos. 

112• Asimismo, una vez designada la causa de la muerte, basta con describir un solo conjunto de circunstancias de la muerte para que se aplique a todos los nombres para los cuales sea factible. En caso de que no se puedan cumplir las circunstancias, solo se aplicará la causa. 

113• Con la Death Note no es posible establecer una muerte directa que implique prolongar la esperanza de vida original en un humano. Aunque se establezca la fecha y la hora de la muerte después del fin del lapso de vida original, la víctima morirá necesariamente antes. 

114• Manipular la muerte de una persona que pueda tener influencia sobre la vida de otros, posibilita que la esperanza de vida original de estos varíe e incluso se prolongue. 

115• Un Shinigami muere si un humano por el que siente afecto ve su vida prolongada mediante la acción descrita en el anterior párrafo. Pero si es un humano el que lo realiza, la acción no implicará la muerte. 

116• Aunque se asesine a alguien sin tener constancia de que esa muerte desembocará en la prolongación del lapso de vida original en el mundo humano de otro u otros, la muerte de humanos debido a la Death Note provocará indirectamente que otros consigan una esperanza de vida mayor a la prevista originalmente. 

117• Por mucho que un Shinigami haya traído una Death Note al mundo humano y haya otorgado su posesión a una persona, puede en cualquier momento utilizar su propia libreta para matarlo por cualquier razón que considere válida. Como por ejemplo que el humano no le caiga bien. 

118• Aunque se escriba un nuevo nombre u otros datos sobre un nombre o circunstancia de la muerte ya escrita, los nuevos datos no tendrán efecto ni tampoco afectarán al nombre, causa o circunstancia de la muerte antes plasmados en el papel. 

119• Lo mismo ocurre aunque se trate de borrar el escrito a lápiz o corregir con líquido corrector el escrito a bolígrafo o rotulador para cambiar datos anteriormente plasmados. 

120• Una vez que se haya escrito un nombre, una causa y unas circunstancias de la muerte, todo ello tendrá efecto tal y como se haya escrito por mucho que, antes del momento estipulado para susodicha muerte, la libreta o la parte de la misma en que se hayan plasmado los datos quede destruida, por ejemplo por efecto del fuego.

121• Si se quema o destruye la libreta en el transcurso de especificar la causa de la muerte para un nombre previamente escrito, la víctima morirá por un ataque al corazón 40 segundos después de haber escrito su nombre. 

122• Si se quema o destruye la libreta en el transcurso de especificar las circunstancias de la muerte para un nombre y una causa previamente escritos, si la causa de la muerte resulta factible, la víctima morirá de ella en un máximo de 6 minutos y 40 segundos; en caso contrario, morirá por un ataque al corazón. 

123• No hay manera médica o científica de determinar si un humano posee los ojos de Shinigami, e incluso entre los Shinigami, solo el que ha realizado directamente el trato con un humano conoce dicha condición.

124• Un Shinigami que ha llevado una Death Note al mundo humano puede regresar al mundo Shinigami: 

1. Cuando es testigo de los últimos momentos del que primeramente poseyó la libreta una vez llegado al mundo humano y escribe el nombre de este en su propia libreta. 

2. Cuando la Death Note que llega al mundo humano es destruida por incineración u otros métodos.

3. Cuando nadie tiene derechos de propiedad de la libreta y, por lo tanto deja de ser necesario poseer a alguien.

4. Cuando, por cualquier razón, el Shinigami asociado a la libreta es sustituido por otro.

5. Cuando el Shinigami pierde la pista de la libreta a la que está asociado, desconoce el humano poseedor de la misma o bien desconoce donde se encuentra ese poseedor y debe averiguar dicha información a través de un agujero en el mundo de los Shinigami. Incluso en los casos 2, 3 y 4, el Shinigami, aunque se encuentre en el mundo de los Shinigami, tiene la obligación de cerciorarse de la muerte del humano al que hizo la cesión en primer lugar y escribir su nombre en su propia libreta. 

125• En el mundo de los Shinigami existen algunos ejemplares de algo que, en el mundo humano se conocería como un manual de instrucciones de las Death Notes. Sin embargo, no es posible cederlos a los humanos.

126• No hay problema en que un Shinigami lo lea y le revele su contenido a un ser humano, sea este cual sea.

127• Raramente se puede ver Death Notes con cubiertas blancas o rojas, pero tanto su modo de uso como su efecto no difieren en nada de las que tienen cubiertas negras.

128• Todos los humanos, sin excepción, acaban muriendo.

Reglas Falsas

Death Note - Como Usarla (Reglas Falsas)

Reglas escritas por Ryuk a pedido de Light Yagami.

Dos nuevas reglas fueron escritas por Ryuk en la contraportada de su segunda Death Note. Light Yagami lo convence de hacerlo para así desvanecer las sospechas que tenían los investigadores sobre Misa Amane y su persona. Estas nuevas reglas falsas son:

1• Si la persona que usa esta libreta no escribe nombres de personas al menos cada 13 días, entonces morirá.

2• Si esta libreta se hace inservible rompiéndola o quemándola, todos los humanos que la han tocado, morirán.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.